Jueves, 17.08.2017, 09:45 (GMT+2) Inicio FAQ RSS Enlaces Mapa web Contactar
 
 
::| Palabra:       [Búsqueda avanzada]  
 
Menú  
Noticias ASASVE
El Rincón de Asasve
Biblioteca de datos históricos ASASVE
Premio Roger de Llúria
Academia General Básica Suboficiales
Artículos VIP Asasve
Instituciones y Organismos de la UE
Fuerzas Armadas Españolas
   » El Ejército de Tierra Español
   » La Armada Española
   » Ejército del Aire Español
   » Guardia Real Española
   » Guardia Civil
   » Revistas militares
   » Multimedia de las Fuerzas Armadas
Inspección General del Ejército
Cultura de Defensa
Asociaciones cívico militares
ASASVE Galería imágenes
Multimedia de las Fuerzas Armadas
Reservismo
Bibliografía FAS
ASASVE Miscelánea
Enlaces TOP Defensa
ASASVE Webs amigas
Aviso legal
 
 
 
Fuerzas Armadas Españolas » Guardia Civil
 
Guardia Civil Española
Lunes, 17.07.2017, 11:06 (GMT+2)

LA GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil es el primer Cuerpo de seguridad pública de ámbito estatal surgido en España. Su creación se produjo a poco de comenzar el reinado de Isabel II y fue impulsada por el gobierno moderado de González Bravo con el consenso de las demás fuerzas políticas.

Éstas vieron la necesidad que tenía el Estado liberal español de disponer de una fuerza de seguridad pública para abarcar todo el territorio peninsular y para hacer frente a la alarmante situación de inseguridad generada por el bandolerismo que desde la Guerra de la Independencia azotaba los caminos y campos del país.

Este suceso tuvo lugar a través de los decretos de 28 de marzo y de 13 de mayo de 1844, que configuraron un Cuerpo de seguridad pública de naturaleza militar. Dependía del Ministerio de la Gobernación en lo referente al servicio y del correspondiente a la Guerra en cuanto a su organización, disciplina, personal, material y percibo de haberes, centralizándose, con una gran autonomía organizativa, en la Dirección General (o Inspección General, según las épocas).

Para organizar la nueva Institución fue designado el Duque de Ahumada, hombre de confianza del general Narváez, líder del moderantismo. El nombramiento de Ahumada supuso un acierto, dado su profundo conocimiento de la realidad española y de la seguridad pública. No en vano, era hijo del Marqués de las Amarillas, impulsor del primer gran proyecto de seguridad de ámbito nacional, desarrollado en 1824 y que planteaba la creación de un cuerpo de “Salvaguardias nacionales” para todo el territorio peninsular, inspirado en el modelo francés de seguridad.

ORGANIZACIÓN DE LA NUEVA INSTITUCIÓN

El Duque de Ahumada retomó aquel modelo, y asumiendo como ejemplo la organización de la Gendarmería y de los Mossos de Escuadra catalanes, imprimió a su labor una frenética actividad organizativa, que se plasmó en un acierto a la hora de diseñar la distribución orgánica y de dotar a los agentes de una filosofía de servicio, en la que primaba la proximidad al ciudadano, el respeto a la ley y el talante benemérito. La expansión territorial se produjo a través de etapas que abarcaron el ámbito provincial ( cubierto en 1846 ), de partido ( 1851 ) y municipal ( ya en el siglo XX ), partiendo del centro del Estado en grandes líneas que seguían las vías de comunicación.

Esta distribución territorial permitió al Cuerpo desplegar sus Unidades por todo el territorio nacional, llegando a lugares donde antes no lo había hecho la Administración. Y convirtiéndose, por su proximidad al ciudadano, en una fuente de información de formidable valor para el Estado, además de eliminar la sensación de abandono que sentían los administrados. La clave estuvo en los Puestos, las Unidades más pequeñas de la Guardia Civil, fundamentales para que el ciudadano sintiese la presencia de los nuevos agentes y una mayor seguridad para sus propiedades.

Por su parte, la filosofía de servicio se recogió en dos reglamentos, uno militar y otro para el servicio, y en la “Cartilla del guardia civil”, obra donde el Duque de Ahumada desarrolló su idea de lo que pensaba debía ser una fuerza de seguridad. La Cartilla hacía hincapié en aspectos como el honor, la honradez, la cortesía, la disciplina, la abnegación, la austeridad, la lealtad, la capacidad de sacrificio y el talante benemérito como valores por los que el guardia civil debía regirse en su vida cotidiana y durante el servicio.

El espíritu ahumadiano obtuvo los frutos perseguidos y la Guardia Civil logró transmitir un aire nuevo, hasta entonces desconocido en los demás Cuerpos de seguridad, y una probada eficacia, que se manifestó en la erradicación del bandolerismo y la sensación generalizada de seguridad.

La resultante fue que la Guardia Civil consiguió granjearse el respeto y aprecio, al mismo tiempo, de los ciudadanos y de la clase política del país. Este reconocimiento tuvo su manifestación en la denominación espontánea que se le empezó a dar de “benemérita”, en homenaje a los muchos servicios humanitarios que prestaba. La consecuencia fue que sus competencias aumentaron, al tiempo que su despliegue se extendió a las colonias de Ultramar, de modo que hacia el último tercio del siglo XIX ostentaba el monopolio del orden público en España.

VISITAR LA WEB DE LA GUARDIA CIVIL

Portal ASASVE


Clasificación (Votos: 8 . Promedio: 4.5/5)   
    Enviar a un amigo        Imprimir




 
::| Lo último
::| Agenda
Agosto 2017  
Do Lu Ma Mi Ju Vi Sa
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
 

 
PORTAL ASASVE
[Arriba]