Miércoles, 26.11.2014, 20:23 (GMT+2) Inicio FAQ RSS Enlaces Mapa web Contactar
 
 
::| Palabra:       [Búsqueda avanzada]  
 
Menú  
Noticias ASASVE
El Rincón de Asasve
Premio Roger de Llúria
Base de Datos ASASVE
Academia General Básica Suboficiales
Artículos VIP Asasve
   » Colaboradores VIP-CIVIC de ASASVE
   » Colaboradores VIP-FAS de ASASVE
   » Últimos artículos de ASASVE
ASASVE Galería imágenes
Instituciones y Organismos
Fuerzas Armadas
Inspección General del Ejército
ASASVE Vídeos FAS
Cultura de Defensa
Asociaciones cívico militares
Reservismo y Reclutamiento
Bibliografía FAS
Enlaces TOP Defensa
ASASVE Miscelánea
ASASVE Webs amigas
Aviso legal
 
::| Encuesta
¿Qué opinión le merece Portal ASASVE?
Excelente
Muy buena
Buena
Regular
Mala
 
 
Artículos VIP Asasve » Últimos artículos de ASASVE
 
La Declaración de los Derechos de Virginia de 1776
Jueves, 02.10.2008, 01:57 (GMT+2)

LA DECLARACIÓN DE LOS DERECHOS DE VIRGINIA DE 1776

Antes de analizar dicho texto y lo que significó en su época, me gustaría encauzar la declaración de Virginia en la historia americana, situarlo en el contexto de los antecedentes históricos y con ello saber lo que sucedió y a lo que llevo a aquellos hombres a levantarse en armas contra la Corona británica. Esta historia comienza en Virginia, situada en la costa Atlántica del Sur de Estados Unidos. En 1583, la Reina Isabel I de Inglaterra concedió a Sir Walter Raleigh unos estatutos para explorar y fundar una colonia en el norte de Florida. En 1584, Sir Walter Raleigh exploró la costa Atlántica de Norteamérica. Raleigh, o posiblemente la propia Reina, llamo a la zona “Virginia” pues como bien sabemos que la Reina Isabel era conocida como la “Reina Virgen” por no haber contraído nunca matrimonio. El nombre se aplicó finalmente a toda la costa desde Carolina del Sur a Maine, incluidas las Bermudas. La Compañía de Virginia de Londres fue incorporada como una sociedad anónima por los Estatutos de 1606, que concedían derechos de propiedad sobre la zona. La Compañía financió el primer establecimiento inglés permanente en el Nuevo Mundo. Jamestown, llamado así por el Rey Jacobo I, fue fundada el 13 de mayo de 1607 por los capitanes Christopher Newport y John Smith, de la Compañía de Virginia de Londres. La Agricultura, el colonialismo y la esclavitud desempeñaron papeles significativos en su economía y en su política durante los primeros tiempos. En Virginia se estableció en 1619 la llamada House of Burgueses (Cámara de los Ciudadanos) que se estableció como el gobierno electo de la colonia y fue la primera asamblea legislativa del Nuevo Mundo. En 1619 llegaron los primeros negros africanos y al no existir leyes sobre la esclavitud, inicialmente fueron tratados como criados contratados, con las mismas oportunidades de libertad que los blancos. Sin embargo, en 1661 se aprobaron leyes sobre el trabajo esclavo, y acabó por desaparecer cualquier pequeña cuota de libertad que pudieses haber existido. Después de 1618, el sistema de derechos sobre las tierras trajo a más criados ligados por contrato de Europa. En este sistema, los colonos recibían tierras por cada criado que transportaban. Las tierras de los nativos fueron expropiadas por la fuerza y por tratados, incluido el “Tratado de Virginia con los indios en 1677”, que convertía a las tribus signatarias en estados tributarios. La capital colonial fue trasladada en 1699 a Williamsburg. La Cámara de los Ciudadados fue disuelta en 1769 por el gobernador Real, Lord Botetourt, después de que Patrick Henry y Richard Lee lanzasen discursos en contra de los impuestos británicos sin la correspondiente representación colonial. En 1773, Henry y Lee formaron un comité de correspondencia, y en 1774 Virginia envió delegados al Congreso Continental. En efecto, en 1774 estalla en América la guerra de las colonias contra Inglaterra, que se prolongará hasta 1783. El 15 de mayo de 1776, la Convención de Virginia declaró la independencia del Imperio Británico. Poco después, la Convención de Virginia adoptó la Declaración de Derechos de Virginia escrita por George Mason, un documento que influyó en la Declaración de Independencia y en la Declaración de Derechos. La Declaración de Virginia, es el primer documento de la historia que contiene una catálogo específico de derechos del hombre y del ciudadano. Finalmente el 29 de junio de 1776, la Convención redactó una Constitución, redactada por Thomas Jefferson, que formalmente declaró a Virginia como una Commonwealth independiente. Durante la Guerra de la Independencia, la capital se trasladó a Richmond a instancias del gobernador Thomas Jefferson, temiendo que la ubicación de Williamsburg la hiciese vulnerable a un ataque británico. En 1781, la acción combinada de fuerzas terrestres y navales del Ejército Continental y del Ejército francés, atrapó a los británicos en la península de Yorktown. La rendición británica firmada el 19 de octubre de 1781 afectó a la opinión pública británica, con ello se llegó al final de las principales hostilidades y aseguró la independencia de las colonias. Con ello los colonos ganan la guerra e Inglaterra reconoce, mediante el Tratado de Versalles (1783), a los Estados Unidos de América. La nueva y gran nación nace bajo el auspicio de los derechos humanos y en su nueva Constitución, que hasta ahora no ha cambiado, los lleva incorporados. Otro impulso trascendental a la causa de los derechos humanos ocurría en París, tras las históricas jornadas de 1789. La Revolución Francesa supone el reconocimiento de los derechos individuales, civiles y políticos. El castillo del feudalismo se derrumba con todos sus privilegios y surge una nueva concepción del derecho.

Con ello, podemos ahora analizar y contextualizar lo que significó y lo que representó la Declaración de los Derechos de Virginia y por supuesto, lo que representaría para la Carta de los Derechos de los EEUU y claro esta, para la Declaración de Independencia. Dicha Declaración fue firmada el 12 de junio de 1776, en la cual, la Convención General de delegados y representantes de varios condados y corporaciones de Virginia adoptaron lo que ha sido conocido como la “Virgin Declaration of Rights” la cual esta considerada la primera declaración de derechos humanos moderna de la historia, aquella declaración fue un autentico documento revolucionario, pero que algunas veces, aunque también se reconoce un importante antecedente, es en muchas ocasiones llamado la “Virginian Bill of Rights”( en una inconsciente o tal vez deliberada alusión a la Carta de Derechos Inglesa de 1689. La referencia al inglés “Acto de declarar los derechos y libertades del vasallo y establecer la sucesión a la Corona”, como su propio título lo dice, es engañosa, pues fue publicada por los dichos Lores Espirituales, Temporales y Comunes para reivindicar y asegurar sus Derechos y Libertades”. La Bill of Rights fue un documento redactado en Inglaterra en 1689, que impuso el Parlamento inglés al Príncipe Guillermo de Orange para poder suceder al Rey Jacobo.El propósito principal de este texto era recuperar y fortalecer ciertas facultades parlamentarias ya desaparecidas o notoriamente mermadas durante el reinado absolutista de los Estuardo (Carlos II y Jacobo II). Este texto constituye uno de los precedentes inmediatos de las “Modernas Declaraciones de Derechos” incluyendo:

  • El preámbulo de la Declaración de la Independencia de los Estados Unidos (1776)
  • La Revolucionaria Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano (1789)
  • Y la internacional Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948)

En términos estrictamente políticos, este documento marcó el final de la Revolución Gloriosa y paso a ser parte de su consolidación. El Bill of Rights inglés para diferenciarlo de la Declaración de Virginia, no se trata de los principios universales o a ninguna idea abstracta; en realidad y considerando la tentativa del último Rey de “Suprimir y extirpar la Religión Protestante, y las Leyes y Libertades de este Reinado”, los Lores y Comunes hicieron uso de lo que ellos entendieron como sus “Indiscutibles Derechos y Libertades” Por ello los delegados de Virginia de 1776 pudieron fácilmente hacer uso de un lenguaje similar, al de la Bill of Rights, así como numerosos colonos lo habían hecho durante la década anterior. Pero ellos deliberadamente introdujeron un lenguaje en la Declaración de Virginia que podemos apreciar en el texto; con una “Declaración de derechos hecha por los representantes del buen pueblo de Virginia, congregados en convención general y libre; cuyos derechos pertenecen a ellos y a su posteridad, como la base y fundamento de gobierno”

Esta Declaración fue adoptada por la Convención de Delegados de Virginia como parte misma de la Constitución de Virginia en el marco de la Revolución Americana de 1776, en las que las trece colonias británicas de América obtuvieron su independencia. A través de este documento y como ya hemos analizado en sus antecedentes históricos, la Declaración de Virginia sirvió para convocar a las demás colonias a independizarse de Gran Bretaña. Este es un documento completamente nuevo, que emplea un nuevo y audaz lenguaje. Fue una “Declaración de Derechos”, no un documento subjetivo declarando derechos y fue establecido por “los representantes del pueblo”, quienes fueron congregados en convención general y libre, y no en una asamblea cualquiera, con una equívoca legitimación. Además ellos habían declarado los derechos, apropiadamente, como pertenecientes al pueblo y a sus descendientes, y no a la asamblea o a la convención misma, en contraste con alguna otra institución. Estos derechos que aparecen en la Declaración sirvieron, en la frase más revolucionaria de todas, “como la base y fundamento de gobierno”, una afirmación completamente desconocida y contradictoria con cualquier forma de entender la constitución inglesa. La Declaración de Virginia es un documento que proclama que todos los hombres son por naturaleza libres e independientes y tienen una serie de derechos inherentes de los cuales no pueden ser privados. Fue el antecedente directo de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789 realizada por la Revolución Francesa y la Carta de los Derechos de los Estados Unidos que entró en vigencia en los Estados Unidos en 1791 en la forma de diez enmiendas a la Constitución de EEUU y fueron ratificadas por tres cuartas partes de los estados. El primer borrador fue obra de James Madison en 1789. La Carta de Derechos fue redactada en una época de conflicto ideológico entre federalistas y antifederalistas que se originó en la Convención de Filadelfia de 1787 y que ponía en peligro la ratificación de la Constitución. El borrador inicial de la Declaración de Virginia fue realizado por George Mason entre el 20 y el 26 de mayo de 1776, y posteriormente modificado por Thomas Ludwell Lee y la Convención. Mason fue un estadista y delegado de Virginia en la convención constitucional estadounidense. Es llamado el padre de la Declaración de Derechos. Por esos motivos es considerado uno de los padres fundadores de Estados Unidos. Mason escribió la declaración de Derechos de Virginia, en la cual se detallan los derechos específicos de los ciudadanos. Además del antifederalista Patrick Henry, se convirtió en un líder de aquellos que presionaban por la mención explícita de los derechos individuales en la constitución de los Estados Unidos, y no firmó el documento en parte porque carecía de tal declaración. Sus esfuerzos tuvieron éxito al convencer a los federalistas de que modificaran la constitución y añadieran la declaración de derechos (las primeras diez enmiendas de la constitución). La Declaración de Derechos esta basada en la anterior declaración de derechos de Virginia escrita por Mason, el cual se inspiró en la Carta de Derechos Inglesa de 1689, como muy hemos podido ver, pero a diferencia de aquella que rechaza la noción de clases privilegiadas o funciones gubernamentales hereditarias, como sucedía (y aún sucede) en la monarquía británica.

La Declaración de Derechos de Virginia esta compuesta por dieciséis artículos en donde están enumerados los derechos pertenecientes al pueblo de Virginia, como las bases y fundamentos del Gobierno: a la vida, a la libertad, a poseer propiedades, al debido proceso, libertad de prensa y religión. También establece la soberanía popular, la prohibición de privilegios de nacimiento (igualdad ante la ley), la división de poderes, el juicio por jurados etc. Aunque también me gustaría destacar y matizar el hecho de que la Declaración de Virginia convivió con la esclavitud y la falta de derechos para las mujeres. Este audaz lenguaje revolucionario que podemos hallar en la Declaración fue sustanciado en las dos primeras secciones del documento, el cual desveló la fuente de todos los derechos determinados: la naturaleza. El derecho natural no solamente confería a la gente “ciertos derechos inherentes, de los cuales, cuando entran en estado de sociedad, ellos no pueden por ningún pacto, privar o despojar a su posteridad”. También probó que “todo poder es conferido y consecuentemente derivado del pueblo”. Aunque está claro, que esta declaración no evitó de por sí, que Virginia se organizara como un Estado esclavista ni que las mujeres fueran marginadas, su dinámica fue impulsada (y aún continua impulsando) en todo el mundo la profundización del significado de Derechos Humanos haciéndolo cada vez más universal. El texto destaca los aspectos esenciales de la idea moderna de los derechos humanos: ser universales y encontrarse por encima de toda decisión del gobierno. En este primer artículo de la Declaración de Virginia se consagran expresamente los siguientes derechos como el corazón de lo que son los derechos del hombre:

  • Al “gozo de la vida”
  • Al “gozo de la libertad” <ñi>A “los medios para adquirir y poseer propiedades”
  • A “la felicidad”
  • A “la seguridad”

Sin palabra alguna referida a la constitución inglesa o a la necesidad de restaurar antiguos derechos que habían sido violentados, la Declaración de Derechos de Virginia pregonó al mundo la soberanía del pueblo, los principios universales, y la inherencia de los derechos humanos, declarados en una constitución escrita como la “base y fundamento de gobierno”. Fue el verdadero nacimiento de lo que entendemos hoy como constitucionalismo moderno. Mientras que en el Artículo dos establece la defensa de la democracia con términos contundentes y revolucionarios para la época, sosteniendo que todo poder reside en el pueblo y que los funcionarios son “sirvientes” del pueblo y en todo momento responsables. El artículo tres consagra el derecho de la mayoría de la comunidad a reformar o abolir un gobierno, cuando considere que no esta orientado al bien común. Se definen aquí las bases del derecho de resistencia o rebelión contra la opresión. En el artículo cuatro podemos ver que se prohíben las clases políticas privilegiadas o hereditarias. Los artículos cinco y seis establecen la separación de poderes, la periodicidad de los mandatos, elecciones frecuentes y la obligación de todos los funcionarios de abandonar el poder y retomar la vida privada. Los artículos ocho al once, establecen las bases del debido proceso (el juicio justo), la prohibición de castigos crueles o anormales y el juicio por jurados. En el artículo doce declara la libertad de expresión. El artículo trece alerta sobre la peligrosidad de los ejércitos permanentes para la vigencia de los derechos. Recomienda la organización de milicias de ciudadanos y que, en caso de tener que establecer un ejército permanente el mismo quede estrictamente subordinado al poder civil. El artículo quince consagra el principio de moderación y austeridad del gobierno; y el dieciséis la libertad religiosa.

En realidad, la Declaración de Derechos de Virginia no fue el primer texto o documento constitucional de la Revolución Americana. Fue precedida por la Constitución de New Hampshire del 5 de enero de 1776, y por la Constitución de Carolina del Sur del 26 de marzo de 1776. Pero Aunque también influyó decisivamente en los documentos de los derechos humanos posteriores. Thomas Jefferson se inspiró en ella cuando exigió la incorporación de una Carta de Derechos de los Estados Unidos a la Constitución de EEUU. Pero el lenguaje de estos dos documentos se parece mucho más al Bill of Rights inglés, como ya hemos podido ver, que al lenguaje de los derechos antiguos y de las libertades violentadas, pero rescatadas para ser restauradas. A pesar de que hay una referencia casual al derecho natural en la Constitución de New Hampshire, y de que el documento de Carolina del Sur por primera vez se autodenominó “constitución”, ninguna de ellas apeló a la soberanía del pueblo, principios universales, derechos humanos inherentes, o a una constitución escrita como “la base y fundamento de gobierno”. La importancia de dicha Declaración de Virginia radica como muy bien hemos podido analizar en su constitucionalismo, es decir, en que no se trata de una ley realizada por un parlamento, fácilmente modificada o derogada por otra ley, sino en una norma constitucional que requiere procedimientos mucho más complejos y mayorías especiales para ser reformada. Hay que entender que, como las primeras constituciones escritas, fueron nuevas en su forma, pero en su contenido no había todavía abandonado sus connotaciones tradicionales. Todo esto cambio con la Declaración de Derechos de Virginia de junio de 1776. No solamente enumero varios de estos derechos. También proclamó criterios adicionales, que desde entonces son considerados fundacionales.

D. DAVID ODALRIC DE CAIXAL I MATA

Historiador colaborador del Instituto de Historia y Cultura Militar del Ejército.
Historiador colaborador Foundation Ecole Militaire de Saint-Cyr.
Historiador colaborador US Army Military History Institute.
Historiador colaborador The Strategic Studies Institute of the Army War College.
Historiador colaborador del Aula de Cultura de Defensa.
Historiador Colaborador del Museo Nacional Militar del Dia-D (Universidad de Nueva Orleans-EEUU).
Miembro de la Real Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y Guardia Civil.

Artículo e imágenes remitidos a Portal ASASVE por el autor para su publicación.

Se autoriza la reproducción del artículo mencionando al autor  y la fuente.

Los autores de los “artículos de opinión” serán los únicos responsables de que no existan derechos de terceros sobre su contenido (textos, imágenes, gráficos, etc), así como de toda reclamación de derechos de imagen. La "Asociación Asasve Portal de Internet", "Portal Asasve" y José Mª  Navarro Palau se exoneran de toda responsabilidad.

 

Portal Asasve


Clasificación (Votos: 3 . Promedio: 3.5/5)   
    Enviar a un amigo        Imprimir




 
::| Lo último
::| Agenda
Noviembre 2014  
Do Lu Ma Mi Ju Vi Sa
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            
 
Breves en Imágenes

Pulse sobre la imagen y el titular

PREMIO
ROGER DE LLÚRIA

Relación de premiados 21ª Edición. Obras y fotografías premiadas en PDF.

::| Destacado
Virreyes de Navarra
Prim, un personaje polifacético y complejo

 
PORTAL ASASVE
[Arriba]