Jueves, 27.04.2017, 07:18 (GMT+2) Inicio FAQ RSS Enlaces Mapa web Contactar
 
 
::| Palabra:       [Búsqueda avanzada]  
 
Menú  
Noticias ASASVE
El Rincón de Asasve
Biblioteca de datos históricos ASASVE
Premio Roger de Llúria
Academia General Básica Suboficiales
Artículos VIP Asasve
   » Colaboradores VIP-CIVIC de ASASVE
   » Colaboradores VIP-FAS de ASASVE
   » Últimos artículos de ASASVE
Instituciones y Organismos de la UE
Fuerzas Armadas Españolas
Inspección General del Ejército
Cultura de Defensa
Asociaciones cívico militares
ASASVE Galería imágenes
Multimedia de las Fuerzas Armadas
Reservismo
Bibliografía FAS
ASASVE Miscelánea
Enlaces TOP Defensa
ASASVE Webs amigas
Aviso legal
 
::| Encuesta
¿Qué opinión le merece Portal ASASVE?
Excelente
Muy buena
Buena
Regular
 
 
Artículos VIP Asasve » Últimos artículos de ASASVE
 
Dos pintores catalanes para un Ejército
Miércoles, 15.02.2017, 12:16 (GMT+2)

DOS PINTORES CATALANES PARA UN EJÉRCITO

Por Germán Segura García
Capitán de Artillería, Doctor en Historia.
Coordinador de la Exposición: "Ferrer Dalmau y el legado de Cusachs"
 
 

"General del Regimiento Montesa en Barcelona"
Autor: © Augusto Ferrer-Dalmau Nieto
Cataluña fue siempre tierra de artistas, singular muestra del infatigable genio hispano. Sin querer incidir en tópicos, la situación geográfica de su territorio, bañado por las aguas del viejo Mediterráneo y punto de encuentro de las ideas tramontanas y de las más específicas ibéricas, configuró un espacio de tensión intelectual en sus habitantes que acabaría dando frutos positivos en diversos campos, entre ellos el artístico. El catalán, hombre de frontera, de encrucijada, se moldeó lentamente con el martillo de su historia para forjar modelos exportables de temperamento industrioso y emprendedor. El producto final constituyó, quizás, una de las mayores glorias de Cataluña. Siempre que el catalán abandonó las costas del provincianismo y navegó decidido hacia los mares cosmopolitas, fue capaz de exportar su visión juiciosa, a veces ideal, de la realidad. Se convirtió así en un referente necesario, un soplo de aire fresco en otras latitudes peninsulares, el norte de personas que buscaban sendas poco trilladas y que admiraban el sentido de perfección y autoexigencia de muchos catalanes. A cambio, éstos, por no circunscribir sus esfuerzos únicamente a Cataluña o a los intereses de sus élites, fueron apreciados con considerable menos fervor en su propia tierra, que en ocasiones llegó a mirar con precaución a sus hijos más universales. Un poco de esto hay en la obra y figura de Ferrer-Dalmau.

 

Augusto Ferrer-Dalmau Nieto, hijo de Barcelona y enamorado de una Cataluña que se mantiene viva en los corazones de muchos españoles, no encaminó su carrera artística como pintor hacia rutas vanguardistas que le hubieran deparado quizás otros y más sustanciosos laureles. Iniciado en la pintura paisajística, de sus incipientes pinceles surgieron evocadoras marinas y hermosas perspectivas de su tierra catalana. Sin embargo, el paisaje, por muy sugestivo que fuera, estaba por fuerza incompleto sin la presencia de la figura humana. A los alardes técnicos para conformar plausiblemente un escenario natural, se aunaron los esfuerzos por tratar de reflejar el infinito abanico de las pasiones humanas, especialmente cuando éstas eran llevadas a su máxima tensión en tiempo de guerra.

De todos es sabido o al menos intuido que la guerra es uno de los lances más traumáticos que una persona puede experimentar en su vida. Por eso, la sociedad actual, imbuida de un pacifismo al borde del suicidio colectivo, intenta ahorrarnos su traumática visión e incluso ocultar su obstinada presencia. Pero la guerra, por mucho que nos empeñemos en negarla, es una realidad que por desgracia siempre ha existido, poniendo a prueba las virtudes y sacando a la luz los defectos de las comunidades que padecen su furia. Del mismo modo, se suele obviar que el soldado es la primera víctima de un fenómeno que le sobrepasa ampliamente y que, como tal, merecería al menos la compasión y el reconocimiento de sus conciudadanos.

Ferrer-Dalmau puso hace tiempo sus capacidades artísticas al servicio y en recuerdo de los soldados que una vez siguieron las banderas. En este sentido, da continuidad al legado de Cusachs, el artillero-pintor que retrató como nadie los ejércitos españoles del último cuarto del siglo XIX. La temática escogida, un tanto lejos de los circuitos comerciales de arte, honra a los dos artistas catalanes.

"Batería de montaña (1886)"
Autor: © José Cusachs y Cusachs.
José Cusachs y Cusachs (1851-1908) es el máximo exponente de la pintura de temática militar en España. Su extensa obra, no sólo reducida a este asunto, fue valorada positivamente por sus contemporáneos y es muy reconocida en el mundo castrense. Buena parte de sus cuadros permanecen aún devotamente custodiados en numerosos establecimientos militares de nuestra geografía, entre ellos el Palacio de Capitanía General de Barcelona. Más desconocida fue, en cambio, su trayectoria como oficial de artillería durante el Sexenio Revolucionario (1868-1874) y la Tercera Guerra Carlista (1872-1876). Las experiencias vividas en el transcurso de su periodo en filas, una época a la que se sintió muy ligado emocionalmente, sumadas a unas cualidades artísticas precozmente definidas y a un carácter siempre propenso a la observación del natural, produjeron resultados de una gran belleza plástica y emotiva, haciendo del pintor catalán una referencia ineludible para todo aquél que, en adelante, se ha consagrado a este asunto tan específico.

Ferrer-Dalmau, siguiendo la huella de su insigne paisano, también se ha especializado en pintar soldados, en plasmar en lienzo las páginas, algunas de ellas olvidadas, de nuestra historia militar. Con su fértil producción trata de recuperar la memoria del pasado y se hace eco de la silenciosa labor que desempeñan los ejércitos en la sociedad actual, tan distinta en gustos estéticos y éticos a la de Cusachs. Por mantenerse fiel a una temática poco convencional y hacerlo con una pasión que desborda el estrecho marco de sus cuadros para incitar al espectador a reflexionar sobre los valores que forjaron nuestra comunidad, Ferrer-Dalmau puede ser visto con reserva por los que no comparten sus desvelos o, sencillamente, por los que niegan a la institución militar cualquier capacidad de infundir alguna virtud a la sociedad de la que se nutre. El soldado, en cambio, siempre le estará agradecido por la empatía que desprenden sus lienzos y por traer al presente, de una forma veraz e impactante, las escenas de un pasado hilvanado con el esfuerzo y el sufrimiento de tantas personas que, en distintas circunstancias, sirvieron honradamente en nuestros ejércitos.

Presentación de la muestra pictórica:
"Ferrer-Dalmau y el legado de Cusachs"
Con la mente puesta en el recuerdo de nuestros soldados de todos los tiempos, el Palacio de Capitanía General de Barcelona se honra en albergar la exposición “Ferrer-Dalmau y el legado de Cusachs”, una pequeña selección de las obras de dos grandes pintores barceloneses. Para la ciudad ha de ser motivo de orgullo tener la ocasión de acoger, aunque sea por unos días, el fruto del trabajo de dos de sus hijos aventajados, de dos catalanes que ven en las Fuerzas Armadas, en sus hombres y mujeres, las sublimes virtudes que adornan la nación española y los ideales que antaño defendieron. Un verdadero regalo visual para sus ciudadanos y un motivo de reflexión del papel de los ejércitos en nuestros días. Pero es también, por qué no, una oportunidad para que el público sueñe, se emocione, contemple, se retrotraiga, en fin, a ese pasado mitad miseria mitad grandeza que el tiempo, en su melancólica e imperturbable marcha, ha ido depositando lentamente en el fondo de nuestra alma colectiva.

Portal ASASVE


Clasificación (Votos: 7 . Promedio: 5/5)   
    Enviar a un amigo        Imprimir




 
::| Lo último
::| Agenda
Abril 2017  
Do Lu Ma Mi Ju Vi Sa
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            
 
Breves en Imágenes

Pulse sobre la imagen y el titular

La Ilustración en Cataluña:
La obra de los Ingenieros Militares

Ahora puede verla en PDF
::| Destacado
Virreyes de Navarra
Prim, un personaje polifacético y complejo

 
PORTAL ASASVE
[Arriba]